¿Qué diferencia fecha de caducidad de fecha de consumo preferente?

¿No entiendes muy bien el significado de las etiquetas en los productos que compras? Tranquil@, no es un problema personal: la Comisión Europea cree que alrededor del 10% de todo el desperdicio alimentario se debe precisamente a este motivo. Existe mucha confusión entre consumidor@s y, es por eso, que desde hace un tiempo, están habiendo cambios en algunos países. ¡Te contamos!

Tesco, una de las principales cadenas de supermercados del Reino Unido, anunció el mes de mayo que desnudaría de etiquetas a más de 70 alimentos. ¿Por qué? Bien, la Federación Nacional de Institutos de Mujeres (NFWI, por sus siglas en inglés) llevaba un tiempo denunciando que la etiqueta”Consumir preferentemente antes de” confundía a muchos compradores y terminaban desperdiciándolos por miedo a intoxicarse.

La normativa europea  1169/2011, que regula la información dada al consumidor obliga a que todos los alimentos lleven fecha de consumo preferente (o con la mención consumir preferentemente antes de o best before). Aún así, también hay los alimentos que llevan fecha de caducidad, (o use by), se  consideran “microbiológicamente más peribles”(que se estropean antes, vaya) y que pueden suponer un peligro para la salud si los ingieres (estos sí!).

Ahora, ¿qué nos dice cada fecha?

Tratamos de aclarártelo:

Por un lado, la fecha de caducidad indica que el producto puede comerse solo hasta la fecha que se indica el empaque. Aunque no tenga mala pinta y huela bien, la CE insiste: ese producto no debe consumirse pasada la fecha ya que puede suponer un riesgo para tu salud.  Ahora, tampoco pequemos de precavidos: hasta la fecha indicada y siempre que se haya conservado de manera adecuada lo puedes consumir.

A menudo, suelen ser productos con fecha de caducidad el pescado o la carne fresca.

¿Y….la fecha de consumo preferente? Simple: según la CE ese producto puede consumirse pasada la fecha indicada en el empaque ya que en ningún caso hay un riesgo para tu salud. El único ‘pero’ es que si lo consumes pasada esa fecha se puede rebajar la calidad, el sabor o la textura, es todo.

¿Qué hago entonces con el alimento que ha sobrepasado su fecha de consumo preferente? La Comisión Europea es clara: haz lo que te haría tu madre o tu abuela, observa, huele y ¡juzga por ti mismo! Los alimentos que tienen fecha de consumo preferente suelen ser: congelados, alimentos secos como arroces y pasta, conservas, aceite o chocolate, entre otros.

Técnicas como la congelación (alto, ¡no hemos descubierto el fuego!) hacen maravillas ya que alargan la vida de los alimentos. Si algo va a llegar a su fecha de caducidad, cocínalo y congélalo o congélalo directamente: aunque de todo esto te hablaremos más adelante 😉 . En este blog te facilitaremos recomendaciones para no desperdiciar los alimentos, aunque también queremos oír las tuyas y así ¡crear comunidad! 

 

Share this post
  , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EN ES