El hábito del ‘doggy bag’ del que tienes que convencerte

‘¿Disculpe, me lo podría poner para llevar?’ Siete palabras y un hábito para evitar desperdicio de comida que han adaptado exitosamente los comensales en restaurantes de Estados Unidos o Inglaterra, pero que en países como Italia, Francia o España no termina de calar del todo. Yankis y, progresivamente, ingleses, se llevan los sobrantes del local en las  populares ‘doggy bag’, y oye, sin apuro ninguno.

Unos años atrás, el Ministerio de Agricultura francés quiso proponer un nombre menos ‘canino’ al de doggie bag: gourmet bag, pero tampoco terminó de convencer.

Cada restaurante español tira 2,5 kg de desperdicio de media al día

¿Qué nos pasa en España? Existe cierta vergüenza cultural que nos frena a pedir las sobras para llevar, por orgullo o por timidez, pero sácatelo de la cabeza: no hay porque sentirse mal en pedir una comida que, de hecho, tu mism@ ya has pagado. 

No hay nada porque sentirse mal en pedir para llevar una comida que, de hecho, tu mism@ ya has pagado

¿Te faltan más razones? Te damos algunos datos:

En España se desperdician 7,7 millones de toneladas al año. El gesto de pedir los sobrantes en el restaurante reduciría parte del 14% del total de desperdicio que genera el sector de la restauración de acuerdo con datos del Ministerio. El sector de la restauración es el tercero más grande, detrás de los hogares y la industria. 

Según datos de Unilever, publicados en la misma web del Ministerio, cada restaurante español tira 2,5 kg de desperdicio de media al día, unas pérdidas que se traducen en 3.000 euros de media al año por restaurante.

Lo más evidente: sigue siendo comida perfecta para ahora, para más tarde, para picar entre horas…con el taper en casa te puedes ahorrar la cena o la comida del día siguiente. Foodlovers, ¡esta es la vuestra!

Remenja’mmm: Demasiado bueno para tirarlo

En Catalunya, la ‘doggy bag’ tiene sello propio: remenja’mmm (recómeme). Esta campaña de sensibilización, impulsada por las entidades Pont Alimentari y BCN comparteix el menjar, se centra precisamente en recuperar los desperdicios que se generan en sala. De media, según datos de la web de la campaña, entre un 4 y un 10% de comida que compra un restaurante termina en la basura.

Con un tono divertido y desenfadado, invita a los comensales a llevarse el excedente de comida y bebida en una bolsa con la marca.

Además, difunden las buenas prácticas de los restaurantes comprometidos y les dan visibilidad en su web. También difunden recomendaciones para camareros y el equipo de cocina como servir pan solo a lo clientes que lo pidan y, en el caso que tengan desperdicio aprovechable, les instan a ponerse en contacto con las entidades sociales Pont Alimentari, Nutricion sin fronteras o Bcn comparteix el menjar para canalizarlo a personas necesitadas.

Y si no te hemos terminado de convencer, recuerda: siempre tienes la opción de pedir raciones más pequeñas al camarero si eres de comer poco y no traes a tu amigo/a gloton/a contigo 😉

Share this post
  , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EN ES